Nuestra misión en el ciclo del talento

Todos nuestros clientes sueñan con organizaciones mejores, más productivas y con mejores resultados pero también más eficientes y más satisfactorias, más digitales o más sostenibles. Mientras se mantenga este impulso nuestra misión tendrá sentido: entrenar el talento para alcanzar esos sueños.

Podemos hacerlo porque sabemos que:

Todos tenemos talento.

El talento es visible y valioso cuando está activo.

Se libera al conectarlo con un propósito.

Se expande por sí mismo en los sistemas que lo facilitan.

Todos tenemos capacidad para entrenarlo.

Sí, todos podemos ser entrenadores, de hecho todos lo somos. El verbo entrenar es especial en que tanto el entrenador como el entrenado lo ejercen por igual. A diferencia de otros como enseñar, guiar o aprender en el entrenamiento queda claro que ambas partes son los agentes del cambio.

Para diseñar el entrenamiento hemos aprendido a pensar en un proceso:

  1. Lo hacemos visible, Revelándolo
  2. Lo activamos, Inspirándolo
  3. Lo mejoramos, Transformándolo
  4. Y como consecuencia, Fluye y Logra resultados

Comentarios cerrados.